Marca tendencia en la moda

Andrea Parra es egresada de la Licenciatura en Diseño e Industria del Vestido del campus Tampico.

En entrevista, la diseñadora de modas nos cuenta sobre su profesión y su trayectoria, así como también lo que la inspira para crear y las tendencias que vienen para este verano.

¿Qué es lo que más te gusta de tu profesión?

Lo que más me gusta de mi profesión es que es incierta, no siempre hago lo mismo. Está en un constante cambio, es imposible aburrirte y la mujer siempre ocupará vestirse o algo lindo para un evento especial, así que, si lo ves por el lado laboral, jamás te faltará trabajo porque es algo indispensable.

¿Cómo defines tu estilo?

Considero que mi estilo se define según mi personalidad o como este de ánimo ese día. En ocasiones puedo ser clásica, pero en otras puedo ser atrevida, sin embargo, cuando ves un diseño mío en un evento, fotos o en el día a día, sabes que es ANDREA PARRA porque tiene mi sello. Me caracterizo por tener buenos acabados, materiales de calidad para confeccionar y por ser muy puntual al momento de entregar.

¿Qué te inspira?

A pesar de que suene un poco trillado, una de las cosas que más me inspira es mi familia, mi esposo y mi hijo, ya que son mis motores al momento de diseñar. Sin embargo, siento que mis raíces influyen mucho al momento de confeccionar cada vestido. Soy de nacionalidad venezolana y hace poco adquirí la nacionalidad mexicana, y es algo que lo llevo en la sangre o decidí que así fuera en el momento que me aventuré en esta hermosa profesión. Desde muy pequeña conviví en el mundo de modelos, diseñadores y pasarelas, ¡y me encantaba!, aunque tengo que confesar que jamás imaginé dedicarme a esto o ser una diseñadora reconocida en la zona.

¿Cuáles son las tendencias de verano?

Considero que la moda es el reflejo de lo que acontece a nivel social, político y económico a nivel global. Creo que para el próximo verano destacará la sustentabilidad, ante todo. Los matices neutros protagonizarán esta tendencia; la conciencia ambiental en el consumidor seguirá en ascenso y las telas orgánicas serán un furor.

Los estampados y colores que más resaltarán serán los diseños abstractos, geométricos, colores en tonos dorados, verdosos, brillos, telas pintadas a mano como en los 90’s. Será una combinación de varias texturas, pero con un toque sutil.

¿Cómo has enfrentado la contingencia?

Primero que nada, quedándome en casa, ya que lo más importante para mí es mi familia como lo mencioné en un principio y no me atrevería a ponerlos en riesgo por una imprudencia. He aprovechado este tiempo para convivir y valorar más a las personas que tengo a mi alrededor, a valorar más el tiempo con mi hijo y mi esposo alejados un poco de la tecnología. Tuve que enviar a las personas que me ayudan en mi taller a trabajar desde casa, obviamente le estoy ganando al tiempo para avanzar con todos los pendientes del próximo año, a raíz de todo lo que está pasando el año que viene será muy prometedor en cuanto a eventos.

¿Cómo comenzaste a diseñar cubrebocas?

Primero que nada, tengo que contar como empezó todo. Cuando inició toda esta contingencia jamás imaginé en paralizar todo y así fue, estuve conversando con mi esposo de qué haría para poder enfrentar los meses que se avecinaban y él me dio la idea de realizar cubrebocas, lo cual me parecía una idea un poco alocada, pero en ese momento hice el trazo y al día siguiente salí en busca de un material que fuera apropiado para esto.

Tengo que confesar que no confié mucho en el éxito de esto, así que compré muy poca mercancía y cuál fue mi sorpresa que en dos días todo se me agotó. Creo que la clave de ser diseñador de modas exitoso es “renovar o morir”, una frase muy conocida, y es la verdad, ya que tenemos que cambiar a medida que cambia la sociedad para poder sobrevivir ante ella, con esto no digo que ya no haré vestidos, claro que no, ¡al contrario!, cuando todo vuelva a la “normalidad” llegaré renovada y con más fuerzas, porque todo esto nos traerá un aprendizaje y en mi caso será para mejor.

¿Qué herramientas te dio la UNID para triunfar?

Creo que una de las herramientas que me dio la UNID fue a sobrevivir en el mundo real del trabajo, a que nada está por perdido y según la constancia que tengas saldrás adelante.

Cuando empecé a estudiar lo que más me llamaba la atención era el pret-a-porter, pero a medida que fueron pasando los cuatrimestres me fui inclinando más a los vestidos de fiesta, también conocidos como la alta costura.

Esta carrera es hermosa y tienes la oportunidad de incursionar en muchos ámbitos, como la investigación de mercados, en la creación de tu propia marca, retail, periodismo y revista de moda, con una marca de moda ya establecida, maquillaje etc.

El consejo que puedo darles es que no sean conformistas, que se sigan preparándose e investigando para que así, el día de mañana, puedan hablar de cualquier tema sobre la moda, y si se llega a presentar una contingencia como ésta, sepan cómo enfrentarla sin miedo.

Articulos de Interes
«
»